Preocupa definición de la cuota 481

El CEO de Negocios de Grupo Marfrig, Marcelo Secco, aseguró que a mitad del próximo año bajará de forma significativa el volumen colocado dentro de este cupo y sostuvo que, con ese volumen y ese nivel de valorización, no hay una opción clara a la 481. Por otro lado, analizó el mercado internacional, asegurando que la incertidumbre está dada por la situación de Europa, la firmeza de Argentina en el mercado externo y la posible habilitación de más plantas de Brasil para exportar a China.
Mientras se sigue aguardando una definición en cuanto al futuro de la cuota 481, el CEO de Negocios de Grupo Marfrig aseguró que las autoridades uruguayas ya están sensibilizadas en cuanto a las consecuencias que tendría para el país la caída de la cuota. Destacó que se está trabajando con la región y con Australia para mantener una postura firme y buscar mecanismos que permitan una defensa para evitar que ésta caiga.
“Sabemos que la intensión de EEUU es capturar esas 35.000 toneladas. Sabemos que la Comisión no laudó. Se está negociando, pero no sabemos si la medida va a ser de forma gradual o no”, aseguró Secco.
Agregó que la situación política en EEUU es clara y la negociación internacional es muy fuerte y está expuesta a cambios. “La única esperanza que nos queda es que los temas de agenda hagan que esto se demore o retrase para capturar algo más”.
De todas formas el industrial sostuvo que es de prever que a mitad del próximo año caiga de forma significativa el volumen colocado dentro de esta cuota. “Es mejor la definición que la incertidumbre para saber cómo seguir trabajando dentro de un mercado de carne a granos que Uruguay desarrolló muy bien”.
Por otro lado, aseguró que con ese volumen y ese nivel de valorización, no hay una opción clara a la cuota 481. “Estamos haciendo algún negocio puntual con Rusia, China y la propia región, pero no con esos volúmenes y valores que se colocan en Europa”. Recordó que Japón está recibiendo un producto muy diferente al que produce Uruguay, con más días de encierro y otra terminación. “Hay que tratar de validar otras opciones e intentar ser competitivos”. Además, señaló que a Japón, Uruguay ingresaría con casi un 40% de arancel, contra el 27% de Australia. “Esa son las cosas que nos llevan a tener que mantener la agenda dinámica. Hay que coordinar acciones en algunos temas y en otros descoordinar acciones con la región”.
En otro orden, Secco se refirió al mercado de haciendas a nivel interno, asegurando que, si bien el precio de los ganados corrigió a la baja, el margen industrial está en los mínimos desde hace muchos años.
Señaló que el mercado externo opera con algunas incertidumbres. Aseguró que “como es habitual en estas fechas, la carne que no llega para las fiestas, el operador europeo busca renegociarla. China en tanto, está operando muy expectante de lo que pase con Brasil en cuanto la habilitación de más plantas. Estamos esperando también definiciones de protocolo en China. El volumen de faena es una amenaza porque nos vamos a enfrentar a un año con el menor stock de los últimos 40 años”.
El CEO de Negocios de Marfig sostuvo que el margen industrial está en los mínimos de hace muchos años, lo cual consideró lógico teniendo en cuenta los precios de la haciendo y los costos. “Uno intenta balancear los compromisos comerciales con las opciones de valor y con los costos de operación que mantiene el Uruguay”. Agregó que a este escenario se suma un año de dólar fuerte, lo que implica precios débiles. “Es un desafío que tenemos como sector y como agro negocios en general. Hay que trabajar para mejorar el ingreso y mantener controlados los costos”.
El industrial señaló que en momentos de incertidumbre donde Europa no define el valor del Hilton, y con una Argentina muy fuerte y agresiva en el mercado, es muy difícil estimar dónde está el punto de equilibrio para el novillo. “La hacienda todavía tiene un margen para bajar y equilibrarse a un valor agregado industrial promedio de los últimos años”.
Para Secco es importante coordinar acciones a nivel público y privado, y tomar algunos riesgos a nivel de política sanitaria siendo un poco más agresivos. “Tenemos un protocolo pendiente con China y una respuesta de Japón que también está pendiente, pero con eso solo no alcanza. Hay que ver que el acceso de nuevas plantas de Brasil a China podría ser extremadamente peligroso para la oferta en momentos en los cuales China no crece y su economía se enlentece. Tenemos que tratar de desatar todas esas cosas sin que nada se rompa”.
Teniendo en cuanto el alto nivel de extracción que hubo este año, el industrial se refirió a los desafíos para el próximo año desde el lado de la oferta. “Todo dependerá de las opciones de negocios que adopte el productor. Va a haber 400 mil novillos menos que se fueron en pie. Esos tenernos, que hoy serían novillos, sabemos que no van a estar disponible para la faena. Cuando tenemos menor actividad es un desafío para los costos. Uno programa, produce y vende, pero tendremos que trabajar para tener una mayor valorización a pesar de la menor actividad”, concluyó.

Frases
“es importante coordinar acciones a nivel público y privado, y tomar algunos riesgos a nivel de política sanitaria siendo un poco más agresivos”
“Es mejor la definición que la incertidumbre para saber cómo seguir trabajando dentro de un mercado de carne a granos que Uruguay desarrolló muy bien”
“Hay que trabajar para mejorar el ingreso y mantener controlados los costos”