Negociaciones Ue-mercosur cada vez más retrasadas

es difícil esperar que se cierre un acuerdo este año, al tiempo que la Unión Europea aguardará al nuevo presidente para negociar.
Para el analista en comercio internacional, cuanto más tiempo pase, más difícil será cerrar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. “Por este año es historia y habrá que ver cuál es la posición del nuevo presidente de Brasil con respecto a este acuerdo”. Para Oleggini, el escenario se transformará más en una negociación bilateral y no entre bloques. Recordó que se canceló una reunión de cancilleres prevista en Argentina, lo que demuestra cómo se enfriaron las posibilidades de un acuerdo. “Es muy difícil en el caso de Brasil, que es el que lidera un poco las negociaciones, que defina algo en este momento. Es difícil que un país firme un acuerdo faltando 40 días para que asuma un nuevo gobierno”.
En este sentido sostuvo que, a su entender, Brasil pondrá más foco en negociaciones bilaterales. “La pregunta es si ese camino bilateral será con o sin el Mercosur. Yo creo que será sin Mercosur. Negociar con Argentina es muy difícil porque es muy inestable y cuando se negocia un acuerdo comercial se buscan logros a largo plazo”. Por eso entiende que el país norteño buscará acuerdos solo con aquellos países que entienda son importantes para él, sin importar lo que esto implique para la región.
Habilitar las negociaciones entre países y no con el Mercosur es algo que, a priori, Uruguay quería, pero Oleggini aseguró que “no sé si estamos capacitados para colmar esas oportunidades. Creo que no tenemos la capacidad de estructura para negociar grandes acuerdos con potencias, como tampoco tenemos potencias que tengan claro querer negociar con nosotros”.
En otro orden, Oleggini se refirió a la negociación entre EEUU y la Unión Europea. Recordó que el presidente Donald Trump ha tratado de reducir el déficit comercial con China y México. Con éste último logró negociar un acuerdo nuevo mientras que con el país asiático continúa en una guerra comercial. En cuanto a la cuota 481 de la Unión Europea, Oleggini sostuvo que habrá que ver si los empresarios están de acuerdo en usar la cantidad de cuota que el país va a exigir. “El poder político negocia por un lado, pero por otro está la realidad comercial”.
Agregó que el desafío más grande que hoy tiene la Unión Europea es el Brexit y no resolver aspectos que a Uruguay le interesan como la cuota 481 o la posibilidad de un acuerdo con la región que implicaba algunas oportunidades para la carne vacuna. “No estamos en el listado de prioridades de la UE. La prioridad es el Brexit”. Oleggini señaló que la salida del Reino Unido es un tema muy complejo porque hay muchos nexos entre ambos, los cuales son difíciles de resolver. “La primera complejidad es definir qué pasa con los individuos porque los ciudadanos perderían la ciudadanía europea”. Otro punto es el dinero vinculado al presupuesto armado por el bloque. La Unión Europea le exige pagar parte del presupuesto pensado para 4 años más y que incluirían al Reino Unido. Además, tienen que resolver los aspectos comerciales y qué sucedería con los aranceles que hasta ahora no se pagaban comercializando dentro del bloque.
A todo esto, se suma que en las últimas horas se conoció la destitución de la primera ministra británica Theresa May lo que podría retrasar aún más el Brexit.
Por último, Oleggini se refirió al posicionamiento de Uruguay y sus posibilidades hacia adelante para mejorar su inserción internacional. A su entender, lo primero será ver qué posición toma Brasil. “Ahí veremos dónde estamos parados”. Recordó que uno de los principales intereses de Uruguay cuando ingresó al Mercosur era la visualización, por lo que, de desaparecer el bloque regional, pasaríamos a negociar solos y habría que ver el interés del resto de los países. “Es más difícil lograr convencer a China, Japón o la propia Unión Europea en una estrategia negociadora mutua”, pero también reconoció que con el Mercosur no se lograron acuerdos de importancia.

Frases
“No estamos en el listado de prioridades de la UE, lo más importante para ellos es el Brexit”

“En cuanto a la cuota 481 de la Unión Europea habrá que ver si los empresarios están de acuerdo en usar la cantidad de cuota que el país va a exigir. “El poder político negocia por un lado, pero por otro está la realidad comercial”.

“Es difícil que un país firme un acuerdo faltando 40 días para que asuma un nuevo gobierno”