La noticia más esperada

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham destacó la evolución de los hábitos de consumo en China, lo que crea posibilidades de colocar productos de mayor valor, mientras que aseguró que ahora con Japón hay que estudiar qué productos tienen mejores posibilidades en ese destino y señaló que el tema arancelario es una barrera, pero no una limitante.
La noticia de la reapertura del mercado japonés, tras 18 años, cayó muy bien en el sector cárnico uruguayo, el cual esperaba esta confirmación desde hacía mucho tiempo. Recordemos que el mercado nipón había cerrado sus puertas en el año 2000, tras la crisis de la aftosa. El nuevo acuerdo implicará que Uruguay quede habilitado para cortes bovinos sin hueso y con maduración, según informó el propio presidente Tabaré Vázquez.
“Sabemos que es un mercado que está creciendo en consumo de carne vacuna. Sabemos que se importan productos de alto valor y muy diferenciado, de Australia y EEUU, proveniente de animales alimentados básicamente a grano. Además, compran carne en bloque congelada para procesar y carne no necesariamente terminada a grano”, aseguró Federico Stanham, presidente de INAC. Agregó que ahora hay que analizar qué productos de nuestra oferta conviene colocar en ese país. “El animal produce un 10% de cortes finos y un 90% de cortes no finos y en nuestro país, que se exporta el 73% de lo que se produce, necesitamos mercados que sean atractivos en la demanda”, resaltó.
Agregó que Japón ofrece a Uruguay un mercado muy atractivo, ya que destacó que se trata de un gran importador que compra distintos tipos de productos. Stanham aseguró que Japón “es un importante comprador de carne a nivel mundial que tiene una economía madura, un alto poder adquisitivo y un consumo del producto que tiende a aumentar”.
Sobre el tema arancelario, el presidente de INAC sostuvo que es una barrera, pero no una limitante. “Si los aranceles fueran cero serían la situación ideal. Pero no necesariamente aranceles altos implican no poder vender a ese mercado. Por ejemplo, en EEUU tenemos 20.000 toneladas con arancel cero y en condiciones normales vendemos pagando 26%”. Stanham recordó que en México el arancel es de 7% pero las condiciones comerciales de ese país hacen que Uruguay no sea atractivo frente a otros competidores como EEUU. “Hay que saber relativizar el impacto que tiene el arancel en las posibilidades de hacer negocios”.
En este sentido, el director de Asuntos Internacionales del MGAP Rodolfo Camarosano aseguró que el único mercado que tiene diferencias arancelarias con Japón es Australia con quien tiene un Tratado de Libre Comercio, lo que le permite ingresar con 26% y 29% para carne refrigerada y congelada respectivamente. De alcanzarse un acuerdo entre Japón y la Unión Europea, el arancel de los países del bloque bajaría a 27% y en 16 años llegarían a 9%. Sin embargo, Camarosano sostuvo que EEUU no tiene acuerdo de Libre Comercio con Japón y exporta 300.000 toneladas con un arancel similar al de Uruguay por lo cual “entendemos que nuestro país puede crecer”.
Recordemos que Japón importa unas 570.000 toneladas de carne, de las cuales el 97% es sin hueso.
Camarosano agregó que el mercado japonés es de calidad y por eso, a su entender, los aranceles se diluyen en los precios.
A la noticia de la apertura de este mercado se sumó días después la firma del nuevo protocolo con China, el que permite mayores oportunidades de comercio con el principal destino de la carne uruguaya. Entre otros puntos, se firmó aumentar a 120 días el plazo máximo de vida útil de la carne enfriada, lo que le posibilita a la carne uruguaya competir en segmentos de alto valor.
En este sentido, el presidente de INAC destacó la evolución de los hábitos de consumo en ese país, donde aseguró que hay una población creciente y que “va despertando su gusto por los cortes de alto valor y elaborados al estilo occidental, lo que crea posibilidades de colocar estos cortes”. De todas formas aseguró que Europa y EEUU siguen siendo los mercados a los que se destinan estos productos de mayor calidad.
Recordemos que noviembre cerró con un nuevo récord en cuanto a colocaciones al país asiático superando las 20.000 toneladas. De toda la carne congelada exportada por Uruguay en ese mes, el 73% del total lo importó China, seguido de EEUU y Canadá.


Frases
“Japón es un importante comprador de carne a nivel mundial que tiene una economía madura, un alto poder adquisitivo y un consumo del producto que tiende a aumentar”.
“no necesariamente aranceles altos implican no poder vender a ese mercado”