El clima marca mayor demanda en el sur

El clima marca mayor demanda en el sur

y más oferta en el norte


2018-12-20


El clima marca mayor demanda en el sur
Con una reposición donde la mayor demanda viene del sur del país y la mayor oferta del norte, donde más apremia la sequía, el mercado de los ganados para el campo se mantiene firme y expectante con el clima. El director de Megaagro, José Pedro Aicardi, sostuvo que es necesario ajustar los valores en los casos donde el flete es grande ya que, de lo contrario, la ecuación no cierra y es difícil concretar los negocios.
Sin duda existe un escenario muy distinto en cuanto a la oferta de comida en el sur que en el norte, donde la falta de agua está haciendo mella y hay zonas donde la situación es realmente critica. En el norte, incluso en aquellos campos más empastados, la situación de las aguadas es muy compleja.
Para el operador José Pedro Aicardi, director de Megaagro, en este escenario, la reposición se ha mantenido con firmeza, pero se observa que la mayor demanda hoy está en el sur del país o en este dónde ha llovido más y la mayor oferta está apareciendo del norte. “La realidad de valores para una misma categoría es muy amplia porque depende del flete. La distancia está haciendo que un mismo ganado o clase, tengan diferencias importantes en cuanto al precio por los fletes”. A su entender, esta realidad es la que hoy está regulando el mercado. Agregó que es necesario ajustar los valores para que la ecuación cierre y se puedan concretar los negocios. En este sentido sostuvo que el mercado se mueve más porque el vendedor del lado norte está cediendo porque la demanda esté muy activa. “Más allá de que en el sur llovió mejor tampoco hay tanta abundancia de pasto”.
En cuanto al mercado para el ganado gordo, Aicardi destacó la firmeza que se observó durante todo el mes de enero y lo que va de febrero, con una faena sostenida por encima de las 50.000 reses que “ojalá se pueda seguir manteniendo”.
De todas formas, teniendo en cuenta los problemas climáticos y la grave situación forrajera, sostuvo que “habrá que ver qué tipo de ganado sigue dispuesto a recibir la industria”. Respecto a los valores, Aicardi entiende que están estables con la buena noticia de que todas las categorías tienen colocación lo cual es muy positivo. “Es importante que todos los ganados se puedan cargar independientemente de la gordura que tengan. Estamos con entradas ágiles para todas las categorías”.
En cuanto a los precios, sostuvo que en vacas y novillos hay un espectro importante dependiendo de la calidad de los ganados. “Los novillos pesados y muy buenos cotizan en el eje de los US$ 3,20, los novillos gordos US$ 3,15 y los generales US$ 3,10 y hasta algún centavo por debajo. “En la medida que se ha complicado más el clima, las frecuencias de carga son más de ganados buenos a generales, que de pesados o especiales, por lo cual, lo que más se venden son los novillos de US$ 3,10. Los más buscados por la industria y que tienen más competencia en cuanto a precio son esos ganados de punta, pero lógicamente no hay mucho volumen”.
En la vaca, el rango de precios oscila entre US$ 2,90 y US$ 3. “Encontrar una vaca pesada es muy difícil, por lo que en general se manejan precios entre US$ 2,90 y US$ 2,95”. Para esta categoría las entradas también son cortas, explicó el operador.
En el caso de las vaquillonas, los precios varían entre US$ 3,05 y US$ 3,10 siendo las vacas especiales las más demandadas por el abasto y a su vez, las más difíciles de encontrar.
Aicardi sostuvo que sería muy positivo para el sector poder mantener estos volúmenes de faena, pero “es probable que ésta se ajuste un poco porque en la medida que no llueva, y la comida siga faltando, se va a enlentecer la extracción. Los corrales que podrían entrar en acción no van a poder suplir ese volumen de ganado. Y en la medida que entren más ganados con no tan buena terminación, habrá un ajuste en los precios”, sentenció.
Para Aicardi el país está en una situación en donde, por más que llueva, éstas precipitaciones no van a tener una repercusión directa, por lo cual sostuvo que “ojalá se siga como hasta ahora con decisiones rápidas y cargas ágiles que le permiten al productor sacar los ganados del campo”.