Fuerte respaldo al movimiento USU

. La competitividad, la educación, los controles y las libertades individuales, además de los problemas de seguridad “que rompe los ojos”, fueron algunos de los condimentos que tuvo este segundo encuentro del movimiento. En la proclama, leída por el productor Julián Cabrera, además de la puesta a punto de la situación del sector, se presentaron 12 medidas para mejorar la competitividad del sector y 10 para solucionar los problemas de seguridad.
A un año del primer acto en Durazno, y tras considerar que “hábilmente el gobierno nos hizo a un costado para jugar su partido”, se volvió a reclamar la necesidad de que hayan cambios pensados a largo plazo, mirando no solo los próximos 5 años sino a 30 años, sostuvo Federico Holzmann, integrante del movimiento. El productor rural Julián Cabrera fue quien leyó la proclama y comenzó señalando que “se perdió un año, en donde el Uruguay detrabajo, de esfuerzo no fue escuchado ni atendido, un año viendo caer muchos emprendimientos de todos los tamaños y de todos los sectores y con ellos la pérdida de miles de fuentes de trabajo; lamentablemente hoy, muchos de los que estuvieron aquí, han quedado fuera del sistema”.
Teniendo en cuenta que este es un año electoral, se pusieron sobre la mesa una serie de propuestas, consideradas imprescindibles e impostergables, “para sentar las bases de un país que nos incluya a todos”. El movimiento entiende que el centro de todos los problemas es el alto costo del Estado, que conlleva a un déficit fiscal insostenible, el cual pasó del 3 al 4% del PBI en el último año.
Luego de hacer estos planteos, el movimiento propuso 12 medidas para bajar el costo del Estado y reactivar la actividad económica. Entre ellas, se destaca la necesidad de realizar un presupuesto para los próximos 5 años que no incluya incremento de gastos, reducir los cargos políticos, eliminar o unificar dependencias del Estado y que no ingresen nuevos empleados al Estado. Además, propone parar al menos el 50% de la flota de vehículos oficiales,propios y alquilados, no vinculados a salud y seguridad, modificar la ley de biocombustibles, respetar los montos de las licitaciones para “no terminar como siempre pagando un 300% más de lo presupuestado inicialmente”, revisar el 100% de los servicios contratados por el Estado y asegurar que los montos sean acorde a los valores de mercado, revisar sueldos y partidas extras para todos los legisladores y jerarcas que acceden a sus cargos por cuota política, y terminar con los privilegios de los legisladores al cese de sus funciones.
Por otro lado, y pensando en políticas a largo plazo, el movimiento asegura que es fundamental que se reconozca que Uruguay es un país agropecuario.
Sobre la seguridad, en la proclama se destaca que tanto la sociedad como los partidos políticos deben hacer un pacto social, poniendo en el centro de la escena la convivencia en paz “con la protección de los individuos de bien como fin último”.
Por último, la proclama señala que se necesita un sistema político comprometido en la búsqueda de un país con oportunidades y libertades aseguradas. Esperaron que las propuestas planteadas en el acto fueran parte del eje de discusión en la próxima campaña electoral entendiendo que la voz de miles de uruguayos debe ser escuchada y atendida. “Bregamos por que se presenten propuestas claras y realizables, pero por sobre todas las cosas, que las mismas partan desde la honradez, la sensatez y que entiendan todos los políticos que vamos a estar atentamente escuchando y mirando lo que dicen y hacen. No nos vamos a ir, no nos vamos a esconder ni nos vamos a callar, todos queremos un solo Uruguay”, finaliza la proclama.
Tras el acto, Federico Holzmann sostuvo que, sin importar la cantidad de gente que participó en el acto, lo importante es que el sistema político entienda que el pueblo se expresó y que el mensaje es que el cambio del país debe ser urgente. “Hemos aprendido que el camino es estando todos juntos y que los puntos que nos afectan son más que los que nos separan”, sentenció.

Frases
“El movimiento entiende que el centro de todos los problemas es el alto costo del Estado”