Buena perspectiva para el negocio del corral

La falta de novedades en cuanto al diferendo entre EEUU y la Unión Europea hace prever que la cuota 481 siga operando durante este año, lo cual significa un alivio para los productores que engordan a corral. Además, la mayor oferta de granos que habrá en este 2019 y los buenos valores del ganado gordo permiten ser optimista en cuanto a los números del negocio a corral.
Como es habitual en esta época del año, cuando las cargas en los corrales son bajas, los productores aprovechan para realizar la limpieza y el acondicionamiento de los mismos de cara a la temporada 2019, tarea que se ha visto entorpecida por las lluvias de este verano. El doctor Álvaro Pastorini, técnico de Agrifirm explicó que, si bien las temperaturas permiten que oree rápidamente, no ha habido demasiados días sin lluvias, lo que dificulta los trabajos.
De todas formas destacó como positivo que este verano no se haya registrado temperaturas importantes. “Entre Navidad y Reyes es el momento de máximo peligro porque es cuando la amplitud térmica es mínima. Pero este año no hemos tenido problemas como sí ocurrió el año pasado cuando incluso se registraron muertes”, explicó.
Sobre la cuota de carne de alta calidad de la Unión Europea, Pastorini recordó que cuando comenzó el diferendo entre EEUU y el bloque, se generó mucha incertidumbre en el mercado, acelerando las cargas. El hecho de que no hubiera novedades sobre el futuro de la cuota previo al 31 de diciembre y que el capítulo agrícola haya quedado de lado en las negociones entre ambos, permite pensar que la cuota se mantendrá durante todo el 2019.
Esto provoca que se observe una gran avidez por parte de la industria haciéndose ya contratos para el primer semestre del año. “Los precios son razonables y muy parecidos a los del año pasado. Además, la perspectiva de que China confirme el interés por este tipo de ganado permite ser optimista”. Pastorini explicó que las condiciones climáticas también hacen prever una mayor oferta tanto de granos como de fibra no solo en Uruguay sino en la región, lo que abaratará los costos de la comida. La gran duda sigue estando por el lado de la reposición que continúa con precios firmes. “El productor no tiene necesidad de vender. El año pasado se castró mucho ternero que tenía como destino la exportación y que se volcó al mercado interno. Por eso creo que la oferta se va a empezar a normalizar”.
Pastorini explicó que los precios de la zafra de maíz ya se están empezando a formar con referencias que son más bajas que el año pasado. Recordó que el maíz alcanzó un pico de US$ 240 mientras hoy se manejan en el eje de US$ 195. Además, este año también se volcó a los corrales algo de cebada y de trigo. El especialista sostuvo que el valor de la dieta rondando los US$ 200 es acorde, pero todo depende de cómo sea la relación compra-venta de animales. “El número que se tiene que alinear es el de la reposición”.
A su entender este año la exportación de animales en pie se va a mover en los mismos niveles que el año pasado. Pero recordó que en 2018 hubo una tendencia de castrar terneros por las dificultades que hubo en la primavera con la devaluación de Turquía que estancó los negocios de exportación. Esos terneros se van a volcar al corral a mediados de este año.
Sobre los valores que se manejan para los ganados de encierro, Pastorini explicó que para carcasas pesadas se manejan precios entre US$ 3,80 y US$ 3,85 y para las livianas US$ 3,75. “No son precios malos. Si la reposición se alinea, se pueden hacer negocios interesantes. El problema es que hoy lo que tenemos más incierto es la reposición porque no hay muchas operaciones”.
Por otro lado, Pastorini señaló que el negocio para las vaquillonas sigue firme, al tiempo que destacó que hoy los ganados están ingresando a los corrales con 20 a 25 kg más que el año pasado, lo cual es muy positivo y fundamental para esta categoría.

Frases
“la oferta de ganado para corral se va a empezar a normalizar”