“Necesitamos un cambio en la ganadería”

Volver
“Necesitamos un cambio en la ganadería”
  • Producción

  • “Necesitamos un cambio en la ganadería”

  • Para el gerente del frigorífico BPU NH Foods Daniel de Mattos, Uruguay debería sacar el foco de la productividad por hectárea y llevarlo a productividad por animal.

    Agregó que esto se debe a que nuestro país está frente a otra coyuntura en la que los mercados están cambiando rápidamente por lo que el desarrollo de carne de calidad requiere otro tipo de animal.

    El industrial sostuvo que Uruguay siempre tuvo señales claras del tipo de animal que debía producir, estandarizando su producción en cuanto a razas, peso de las carcasas, etc. Sin embargo, sostuvo que desde el 2010 las señales empezaron a cambiar, requiriendo mayor calidad y peso carcasas, algo a lo que debió responder el sector productivo. De Mattos entiende que ahora es necesario sacar el foco de la productividad por hectárea y llevarlo a productividad por animal, ya que se enfrenta una nueva realidad en los mercados los cuales aseguró que están cambiando rápidamente. Considerando que hoy el destino de la carne uruguaya está muy focalizado en Asia, es necesario desarrollar carne de calidad ya que ese mercado requiere otro tipo de animal y por eso consideró que “necesitamos un cambio en la ganadería”.
    De Mattos reconoció que “hay algunas premisas que están cambiando”. Indicó que por ejemplo, “los sistemas de producción tienen mucho más energía” y que en la actualidad el 30 a 40% de los novillos se terminan a corral, además de que la cantidad de vaquillonas faenadas en los últimos cinco años se duplicó pasando de 6% a 12%.
    El industrial aseguró que actualmente se faenan vaquillonas de 2 dientes con 280 kilos de carcasa y que tenemos un rodeo de cría que se profesionalizó y se hizo más adulto, algo que era “impensado en Uruguay hace unos años. Tenemos un rodeo de cría que es más eficiente, lo que nos permite parecernos más a una ganadería desarrollada”. Eso quiere decir que hay que dejar de mirar la productividad por hectárea y mirar la productividad por animal. Agregó que el país está en un proceso de transición. “Los ganados uruguayos compiten en cualquier mercado con destaque de calidad”.
    A su entender, los cambios se dan a la velocidad que dicta el mercado. El industrial recordó que el país deberá ahora readecuarse a las modificaciones en la cuota 481 las cuales regirán a partir de 2020. “Habrá que reubicar a los animales que no tendrán ese destino en otros mercados lo que será un golpe interesante para la ganadería uruguaya ya que vamos a pasar a tener un cupo 30% inferior. En siete años, paulatinamente, vamos a pasar de exportar 16.000 toneladas de carne dentro del cupo a 4.000”. Por eso aseguró que los planteos de reposicionar la marca Uruguay dentro de Asia tendrán que acelerarse. De Mattos aseguró que “falta tiempo, trabajo e inversión”. Dijo que “estamos en eso, pero primero hay que sensibilizar al consumidor respecto de Uruguay”. De Mattos destacó que “hay que poner en la mente del consumidor, sobre todo de los que toman la decisión de compra, de que Uruguay existe, lo cual tomará dos o tres años”.
    Agregó que “hay que tener un estándar de calidad que sea asociado a una marca para lo cual ya estamos en camino del desarrollo”, al tiempo que llamó a “tratar de que nuestro producto se posicione por encima de otros competidores”.
    A su entender, la ganadería uruguaya siempre ha respondido muy rápido a los estímulos económicos. “Nadie se puede quejar de cómo reacciona el productor uruguayo que es extremadamente profesional. En nuestro país, el productor vive de lo que hace, tiene escala y herramientas para eso y responde a los estímulos”.
    Sobre el mercado de Japón, de Mattos señaló que actualmente está sintiendo la competencia de China en la demanda por proteínas. Por lo cual estimó que, a pesar de las barreras arancelarias, va a empezar a comprar más carne a Uruguay. “El gran desafío será que compre carne de más valor, porque a más valor, hay más impuestos”.
    Recordemos que nuestro país actualmente paga un arancel de 38,5% sobre el precio de venta para ingresar a Japón con carne vacuna y de Mattos entiende que eso “puede ser una barrera para que se desarrollen productos de valor”.
    El industrial aseguró que, luego de ajustar la logística para llegar con carne enfriada, BPU NH Foods está creciendo lentamente en ese destino. Japón es un mercado que demanda mucha carne enfriada y menos carne congelada y hay “casi 60 días de tránsito, lo que hace que la vida útil del producto sea comprometida”, obligando a ajustar mucho todos los aspectos de logística.
    En otro orden de Mattos se refirió al acuerdo Unión Europea- Mercosur, asegurando que mientras se realiza la redistribución de menos cupos, Uruguay va a tener varios años en los cuales estará por debajo de la situación actual para luego recuperarse. Por otro lado, sostuvo que las estimaciones de ganancia que se están haciendo por la desgravación arancelario del cupo Hilton, “parten de la base de que Uruguay se quedaría con toda esa diferencia arancelaria cuando en realidad será una disputa del mercado”. Además, recordó que el componente de menos cupo tiene mucho de carne congelada y actualmente acceder a Europa con ese producto es muy difícil por la competencia de Brasil y Argentina.
    Por último, en cuanto al mercado interno, de Mattos sostuvo que viene siendo un año muy duro para la industria la cual no está teniendo buenos números. “Hoy el precio del ganado está muy por encima de los niveles de equilibrio y esto no es sostenible a largo plazo”. Por eso entiende que es de esperar un ajuste en los precios, aunque aún es difícil estimar de cuánto será.


    Frases
    “hay que poner en la mente del consumidor, sobre todo de los que toman la decisión de compra, de que Uruguay existe, lo cual tomará dos o tres años”

    “Los ganados uruguayos compiten en cualquier mercado con destaque de calidad”

  • 2019-08-29

  • pantallauruguay.com.uy