Mas mercados para la carne

Volver
Mas mercados para la carne
  • Actualidad

  • Mas mercados para la carne

  • Mientras lentamente el mercado europeo comienza a reactivarse
    luego de estar en niveles muy bajos por la pandemia del
    coronavirus, el gobierno uruguayo adelantó que prevé una
    política exterior agresiva para la carne uruguaya.

    Malasia,
    Vietnam e Indonesia son los países a los que se apuntará con la
    cancillería, considerando que son mercados con importantes
    niveles de población y crecimiento de la demanda. Fernando
    Mattos, presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC)
    destacó que la industria está necesitando “como el agua”
    mayores opciones comerciales que permitan la diversificación de
    productos y no correr el riesgo de la concentración de mercados.

    La apertura del mercado europeo al turismo interno y la liberación de
    los movimientos de la población al haber mermado las exigencias de
    la cuarentena, han permitido reactivar el mercado, sostuvo Mattos. De
    todas formas reconoció que hay preocupación por las noticias de
    España y otros países donde se registran rebrotes de coronavirus.
    “Seguimos con mucha cautela” aseguró el titular de INAC. “De febrero
    en adelante se fueron cerrando algunas de las bocas de salida que
    tiene nuestra producción que son restoranes y hoteles”. Por eso
    explicó que desde niveles muy bajos se ve una recuperación de la
    demanda, aunque a precios bastante por debajo de los manejados
    anteriormente.
    “Venimos con una reducción significativa de casi US$ 200 millones en
    el monto de las exportaciones cárnicas en el primer semestre de este
    año”. Agregó que si bien China sigue representando el 50% del
    mercado de la carne uruguaya, Uruguay es de los pocos países que
    ha bajado su participación en el mercado asiático. “Es una cuestión
    de competitividad ya que el precio del ganado está por encima de
    Argentina y Brasil”.

    El titular de INAC destacó que “lo positivo es que no tenemos la
    situación de otros competidores como Argentina que concentró casi el
    90% de sus exportaciones de carne en China”. Señaló que el país
    asiático está absorbiendo volumen, pero Uruguay busca más la
    especialidad. “Argentina y Brasil son grandes exportadores de
    volúmenes mientras que nosotros tenemos que diferenciarnos en
    función de calidad de producto y con un concepto de marca”.
    Mattos valoró que hay algunos mercados con una participación
    creciente, especialmente Estados Unidos y Canadá, con una
    recuperación parcial de las exportaciones pese al escenario general
    de reducción.
    Mattos graficó que en el caso de Brasil y Argentina ambos han
    registrado una baja importante en sus mercados domésticos, debido a
    la recesión y el desempleo, por lo cual generan excedentes
    exportables. “Cualquier movimiento de sus economías que provoque
    una reducción de la demanda genera saldos exportables que terminan
    rompiendo las lógicas de mercado”.
    Por lo tanto, sostuvo que Uruguay está esperando una recuperación y
    que exista un poco más de equilibrio en cuanto a las reglas de juego.
    “No nos olvidemos del rol de las monedas, donde el real y el peso
    argentino han tenido fuertes oscilaciones”. A su vez, recordó que esto
    también está presionando para que haya una mayor importación por
    parte de Uruguay, lo que queda demostrado en el hecho de que 1 de
    cada 4 kilos de carne consumida en nuestro país es importada, algo
    que se potencia aún más en el caso de la carne porcina. “Hay reglas
    de juego que no dependen totalmente de nosotros y que ocurren
    debido a los vaivenes macroeconómicos del Mercosur”.
    En cuanto a la competitividad recordemos que en 2019, por concepto
    de aranceles, se pagaron US$ 222 millones para ingresar a diferentes
    mercados. Mattos señaló que este tema es uno de los que más
    genera preocupación entre empresarios ganaderos, la industria
    frigorífica y el INAC.

    “Solamente China significó el pago de US$ 140 millones de aranceles
    aduaneros para las exportaciones de carne uruguaya en 2019”,
    sostuvo Mattos, mercado que destacó es de baja protección pero
    como se exporta mucho volumen, representa el 70% de lo que se
    pagó en total. “Entendemos que tenemos deberes retrasados” en
    cuanto a las condiciones de acceso en los mercados, no solo frente a
    Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos. Mattos señaló que, aún
    perteneciendo al Mercosur, tenemos inferioridad de condiciones de
    negociación porque Argentina y Brasil están habilitados a mercados a
    donde no ingresa la carne uruguaya. También consideró que nuestro
    país ha ido perdiendo la ventaja que nos otorgaba el estatus sanitario
    con los países de la región que pueden ingresar a naciones del
    Sudeste asiático.
    El presidente de INAC señaló que el cambio de autoridades a nivel de
    cancillería generó retrasos en la agenda prevista.
    Mattos aseguró que el gobierno uruguayo avanzará en una política
    exterior agresiva, que en el caso de la carne vacuna apuntará a los
    mercados asiáticos de Malasia, Indonesia, Singapur, Filipinas y
    Vietnam. “Son mercados de altísimo nivel poblacional, con creciente
    demanda y crecimiento económico muy dinámico, aunque algunos con
    ciertas restricciones, como los ritos religiosos de faena”. De todas
    formas consideró que la industria está necesitando “como el agua”
    mayores opciones comerciales que permitan la diversificación de
    productos y no correr el riesgo de la concentración de mercados.
    “China es muy importante y hay mucho por desarrollar, pero debemos
    tener alternativas para cuando los gigantes de la oferta invaden ese
    mercado en base a precio”.

    Frases

    “China es muy importante y hay mucho por desarrollar, pero debemos
    tener alternativas para cuando los gigantes de la oferta invaden ese
    mercado en base a precio”

  • 2020-07-29

  • pantallauruguay.com.uy