Resultado de las carpetas ganaderas de FUCREA

Volver
Resultado de las carpetas ganaderas de FUCREA
  • Jornada

  • Resultado de las carpetas ganaderas de FUCREA

  • El ingreso de capital (IK) en promedio de las empresas ganaderas integrantes de Fucrea, fue de US$ 111 por hectárea en el ejercicio 2019/20.

    El ingreso de capital (IK) en promedio de las empresas ganaderas integrantes de Fucrea, fue de US$ 111 por hectárea en el ejercicio 2019/20. Si bien se observa un leve descenso en USD/ha frente al ejercicio anterior, cuando se analizan los números en moneda constante el resultado es muy similar, casi no existiendo variación entre los dos últimos ejercicios, siendo uno de los mejores de la serie 2000-2020. El coordinador ganadero de Fucrea, Gonzalo Ducós, destacó que al calcular esos ingresos comparativos en dólares corrientes, se observa que el poder de compra de los productores se mantuvo.
    Ya en el ejercicio anterior, el 18-19 cuando se lograron 117 UD/ha de IK, se había logrado quebrar la tendencia a la baja de los años anteriores. “Por primera vez en 6 años tuvimos una recuperación de este indicador”, destacó Ducós. Recordemos que el ingreso de capital no incluye el pago de la renta, ni los intereses de créditos, ni los impuestos. Tras el análisis de 202 empresas que representan unas 421.000 hectáreas de diferentes puntos del país, se informó que este año el ingreso de capital de las empresas ganaderas alcanzó los 111 USD/ha, al tiempo que el promedio de la renta de las empresas analizadas fue de US$ 84 por hectárea.
    Para poder comparar los resultados de los últimos ejercicios, Ducos destacó la importancia de analizar los datos en dólares constantes. “Si hacemos ese ejercicio, nos da que el poder de compra de los dólares fue prácticamente el mismo”.
    Por otro lado, el coordinador ganadero de Fucrea señaló que también se puede discriminar la muestra por el 25% superior, el 50% medio y el 25% inferior. Al analizar este último se observa que el IK fue de 48 USD/ha, con un rango de -76 USD/ha a 76 USD/ha. La dispersión en el bloque del medio fue de 76 USD/ha a 129 USD/ha, mientras que en el estrato superior fue desde 129 a los 312 USD/ha, destacando que en el caso de los últimos se dieron gracias a tener un gran componente agrícola o forestal dentro de sus empresas.
    Analizando los números por sistemas ganaderos, se observa que en el caso de la cría el IK fue de 86 USD/ha, los sistemas incompletos alcanzaron los 110 USD/ha, los completos llegaron a 102 USD/ha, al tiempo que la invernada alcanzó 126 USD/ha. Ducós puntualizó que al cierre del ejercicio anterior se registró una valorización del stock muy importante. “Los productores que vendieron en el primer semestre del año alcanzaron muy buenos valores mientras que los que lo hicieron en el segundo semestre registraron menores precios, producto del covid-19, la seca, etc.” Esto llevó a que al cierre del ejercicio se registrara una pérdida en el valor de los ganados. En el caso de la cría, la valorización del precio de los machos y de la cadena de las hembras ha tenido un efecto favorable en este sistema, pero ha tenido una incidencia muy importante en esas empresas al momento de venta.
    “Los sistemas de cría trabajan, en promedio, sobre campos de índice 85 mientras que los ciclos completo e incompleto lo hacen sobre campos de índice 98. Esto hace una diferencia importante”, sostuvo el técnico.
    Ducós advirtió que “las señales del negocio ganadero vienen cambiando en una dirección diferente a la que fue en los últimos meses, mientras que el clima será determinante” para ver cómo continúa para adelante esa situación.
    Por otro lado, el coordinador ganadero de FUCREA señaló que “los sistemas de cría han descontado ventaja frente a los otros sistemas ya que su resultado económico se continúa aproximando al de los ciclos completos e incompletos”. Agregó que esto se da producto de la valorización del kilo del ternero y de la ternera. Ducós reiteró que los sistemas que realizaron sus ventas en el primer semestre del ejercicio generaron una clara diferencia a favor de los sistemas que comercializaron en el segundo semestre del ejercicio 19-20. Dentro de este escenario, los ciclos incompletos que realizaron venta de animales para los corrales al final de la primavera pasada, generaron valores del kilo producido muy alto, alcanzando mejores ingresos. La invernada, si bien logró las mejores producciones físicas, fue la que tuvo peores precios del kilo producido por esas relaciones de precios que variaron tanto, provocando que la invernada se acercara al resto de los resultados.
    Por oro lado, en el último ejercicio, el 42% de las empresas ganaderas de FUCREA fueron capaces de remunerar los factores de producción frente al 28% del ciclo precedente y del 13% del año 2017. De todas formas, Ducos señaló que en los últimos 4 ejercicios solamente 6 empresas ganaderas han logrado remunerar los factores de producción todos los años, lo que incluye el pago de las rentas, el interés por el capital de trabajo y una canasta básica. “Si las empresas no somos capaces de remunerar los factores de producción, a la larga o a la corta, va a haber productores que sí lo van a poder pagar, por lo cual vamos a quedar afuera. Será una cuestión de tiempo, pero es claro que hay que trabajar en la competitividad de las empresas que tenemos”.
    Por eso consideró que es necesario dejar de hablar sólo de mejoras porteras adentro, y pasar a hablar de mejoras a nivel país para así poder darle a los productores herramientas para ser más competitivos.

    Seguir leyendo
  • 2020-12-16

  • pantallauruguay.com.uy