“El 2021 será igual o mejor que el 2020”

Volver
“El 2021 será igual o mejor que el 2020”
  • Negocios

  • “El 2021 será igual o mejor que el 2020”

  • La demanda internacional por carne proveniente de los corrales de engorde se vio afectada por la pandemia del coronavirus la cual tuvo una incidencia muy negativa en el turismo, los hoteles y los restaurantes, principales demandantes de este producto. A su vez, los cambios en la cuota 481, la cual se está reduciendo a razón de 10% anual, también provocó una menor colocación de carne en el exterior. No obstante ello, desde la Mesa de Alimentación a Corral entienden que el 2021 será igual o mejor que el 2020, al tiempo que destacan que, a nivel local, la industria continúa demandando estos ganados ante la falta de animales provenientes de pasturas por el déficit hídrico.
    El 2020 ha sido un año de mucha incertidumbre para la producción ganadera en corrales de engorde debido al comportamiento de los mercados internacionales, los cuales se vieron afectados por la pandemia de Covid-19. El presidente de la Mesa de Alimentación a Corral, Daniel Miranda sostuvo que, si bien existen “luces amarillas” por esto y por el recorte de la cuota 481, “hay una apuesta real a producir carne de corral” por parte de los productores y de la industria que demanda ese tipo de animales.
    En tanto, si bien en términos absolutos la faena de animales provenientes de corrales se mantiene, al disminuir la faena se observa porcentualmente una mayor cantidad de estos ganados.
    Miranda consideró que ahora el foco está “en la demanda internacional por este tipo de productos” la cual fue muy golpeada por la pandemia ya que ésta tuvo una incidencia muy negativa en el turismo, los hoteles y los restaurantes que son los que más consumen la carne proveniente de corrales.
    De cara a la temporada de verano en Europa, a nivel local ya se están evaluando lo que serán los próximos encierres de ganado para enero. A su vez, destacó que también hay expectativa en ver el “efecto que tendrá la vacuna en Europa y así ver qué movilidad habrá en las vacaciones de verano”.
    Miranda también se refirió a los cambios que nuevamente tendrá para Uruguay la cuota 481, la cual tiene arancel cero pero que, de acuerdo con un fallo de la OMC favorable a EEUU, se ve progresivamente reducido. Recordó que Uruguay pasó de exportar casi 11.000 toneladas en 2019, a 8.300 toneladas en 2020. A su entender, este menor volumen no solo responde a los efectos arancelarios sino a una menor demanda por la pandemia. “No hemos podido ver el efecto arancelario de la disminución del cupo” que bajó un 10% el año pasado y bajará un 10% este año. Miranda sostuvo que estos efectos recién se podrán notar en 2022, “cuando otra vez se registre otra caída de un 10%” de lo que se puede llegar a exportar. “Esas son las reglas del juego. Se están buscando de forma firme otros mercados, y si bien no es el momento más fácil para hacerlo, sabemos que se está haciendo”.
    Según datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), en 2021 Uruguay exportará unas 2.000 toneladas menos de las que exportó este año, lo que representaría una caída de US$ 18 millones en ingresos. “Es una resignación importante. Sabíamos que en el 2020 iba a haber una resignación, pero no sabemos si es solamente por el acomodo arancelario de la cuota o por la pandemia”.
    Dentro de los mercados que se analizan por su atractivo y que en 2020 han demandado este tipo de productos es EEUU. “Este año tuvimos a EEUU como un actor importante de la demanda de este tipo de carne”, ya que “las cadenas productivas de ese país se vieron afectadas por el covid-19, lo que determinó un aumento de las importaciones de este tipo de mercadería”. Miranda aseguró que INAC está trabajando en EEUU , así como en otros mercados, para mantener esa corriente comercial. “Hay que ver cuando la demanda retome la normalidad si estos trabajos que se están haciendo ahora tienen efecto”.
    A nivel productivo, el presidente de la Mesa de Corrales de Engorde destacó que, por la situación climática con el déficit hídrico y la merma de ganados provenientes de pasturas, se abren oportunidades para este tipo de producción. “Siempre en momentos de sequía, el corral es la herramienta clave para poder mantener los niveles de faena”. De todas formas señaló que la ecuación comercial de este tipo de negocios se compone del costo de la alimentación, el de la reposición y el precio de venta. El precio de la alimentación se incrementó por el aumento en los valores de los granos, subiendo tanto la energía como la proteína, encareciendo las dietas. El valor de la reposición, en tanto, tuvo un ajuste a la baja al igual que el valor del ganado gordo. “Dentro de ese equilibrio tenemos la incertidumbre de qué pasará con la cuota 481”. Por eso señaló que existe incertidumbre entre quienes tienen corrales de engorde, pero destacó que el 2021 será igual o mejor que el 2020”.

    Seguir leyendo
  • 2021-01-26

  • pantallauruguay.com.uy